sábado, 30 de enero de 2021

Doble victoria que lanza al Pizzería La Nonna Balopal



Segundo fin de semana seguido con doble partido para el Pizzería La Nonna Balopal, y segundo fin de semana en el que los palentinos salen con la sensación de ser un equipo que empieza a mirar a la zona alta de la clasificación más que a la baja. 

Probablemente el Pizzería La Nonna Balopal haya vivido la jornada de balonmano más larga de su historia, comenzando el miércoles 27 de enero por la tarde y finalizando el sábado 30 alrededor de las 19:30, 72 horas después. Fue el miércoles cuando los palentinos se desplazaron hasta Santander para enfrentarse al Lafuente Pereda cántabro, 12º clasificado, para recuperar así el otro encuentro aplazado con anterioridad debido a los protocolos COVID de la competición. 

Los de Fernando Hernández comenzaron controlando el primero de sus partidos de esta semana, manejando inicialmente ventajas de entre dos y tres goles (5-8, minuto 10:59), antes de que los locales reaccionasen y le dieran la vuelta al marcador (14-12, 21:28). Tras un tiempo muerto para refrescar las ideas el Balopal volvió a tomar la batuta, y logró volver a colocarse por delante y con tres goles de ventaja al descanso, 16-19. 

Pero la segunda parte tuvo que esperar. A la vuelta del vestuario los colegiados determinaron que cierta parte de la pista no cumplía las condiciones necesarias para desarrollar de manera segura el juego, y el partido se suspendió. Ambos clubes acordaron continuar con la segunda parte el sábado, cuando los palentinos tendrían que desplazarse de nuevo a Cantabria, para enfrentarse en este caso al Balonmano Santoña. 

La segunda mitad contra el Balonmano Pereda, ya el sábado por la mañana, comenzó con el Pizzería La Nonna escapándose por cinco goles. Parecía que podría ser un final de partido cómodo que permitiera guardar fuerzas para el enfrentamiento de la tarde, pero nada más lejos de la realidad. Los santanderinos volvieron a reaccionar y a empatar el encuentro. Los últimos 20 minutos fueron un toma y daca, con los locales logrando su única ventaja de la segunda mitad en la recta final, con 31-30 a dos minutos y medio de la conclusión. Fue ahí cuando Javi Sanz tomó la responsabilidad, y, a pesar de jugar el último minuto con un jugador menos, anotó los dos últimos goles del partido y le dio la victoria a seis segundos del final al Pizzería La Nonna Balopal, 31-32. No sabían los palentinos en ese momento que esa no sería la única alegría que se iban a llevar en los últimos segundos ese mismo día. 

Sin apenas tiempo para recuperarse, con menos de cuatro horas entre el final de un partido y el inicio del otro, el Pizzería La Nonna comenzó su duelo contra el CB Santoña, 5º clasificado, en el Pabellón Tomás de Teresa de la localidad cántabra. Los santoñeses marcaron el ritmo durante prácticamente todo el partido, pero el Balopal no se desconectó en ningún momento. A pesar de ir hasta cuatro goles por debajo durante la primera mitad siempre se mantuvieron cerca, lo justo para recortar la diferencia y llegar al descanso con empate, 15-15. 

En la segunda parte volvieron a ser los locales quienes llevaron el liderazgo. Cuando el Santoña ganaba por tres goles (23-20) a 20 minutos del final, las piernas amenazaban con empezar a pesar demasiado y el partido podía irse de las manos, apareció Iker en la portería realizando cuatro paradas consecutivas que resucitaron a los suyos. Empujados por el ímpetu de su portero, los palentinos recuperaron energías y comenzaron una lenta y paulatina remontada, arañando cada gol con dificultad ante un rival que buscaba mantenerse cerca de la lucha por el ascenso. Pero los últimos minutos fueron del Balopal. El cambio a un 5:1 en defensa ahogó el ataque cántabro, y el empate (27-27) llegó a tres minutos del final. La tensión en esos instantes era enorme y, como había sucedido unas horas antes, quien salió victorioso fue el Pizzería La Nonna. Porque a falta de 7 segundos para el final Arturo Barcenilla cogía el balón en el extremo derecho y no perdonaba el gol que daba la victoria a los suyos, 27-28. 

La temporada del Pizzería La Nonna Balopal está siendo complicada, al igual que para el resto de los rivales, debido a las suspensiones, acumulación de partidos en pocas horas y todo lo relacionado con la situación actual. Pero si algo han sacado en claro de los dos últimos fines de semana es que se trata de un equipo que parece olvidarse de la zona baja y empieza a pensar en objetivos más altos. 



0 comentarios:

Compártelo

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More