domingo, 2 de julio de 2017

Pizzería La Nonna renueva como patrocinador principal del Balopal por dos temporadas más



El Club Deportivo Balopal y Pizzería La Nonna han alcanzado un acuerdo para renovar el patrocinio del primer equipo por dos temporadas más, que se suman a las dos anteriores en las que el establecimiento dio nombre al principal representante del Balopal. 

El acuerdo vuelve firmarse por dos temporadas, lo que ofrece al club seguridad para las campañas 2017-18 y 2018-19. El objetivo del Balopal es seguir creciendo con su primer equipo, que ya se ha convertido en una alternativa a los conjuntos punteros de Segunda Nacional de Castilla y León, y con la idea de intentar asaltar la fase de ascenso a Primera Nacional a corto o medio plazo. 

Para ello también tratarán de seguir potenciando la cantera, otro de los puntos clave en el acuerdo de renovación con La Nonna. Para la temporada 2017-18 las previsiones del Balopal apuntan a que tendrán alrededor de 120 jugadores federados, un nuevo salto con respecto al centenar de la temporada pasada, a los cuales hay que sumar también los jugadores de la escuela. 

Os ofrecemos una entrevista con Tomás Porro, responsable de las Pizzerías La Nonna. 

De una forma u otra son ya seis años los que lleváis colaborando con el Balopal. ¿Cómo es la confianza que tenéis con el club?

Pues sí, son seis años ya de colaboración con el Balopal entre unas cosas y otras, y en una ciudad pequeña como Palencia al final formas una pequeña familia. Son seis años que esperamos que sean el comienzo de muchos más. 

En equipos amateur la firma de patrocinadores suele ser por una temporada. ¿Qué buscáis al firmar por dos años?

Lo que queremos ambas partes es dar un poco de seguridad, y nosotros entendemos que al club le viene mejor económicamente para no tener que renovar camisetas cada año, etc. Y son gastos que por nuestra parte preferimos evitar si es posible. 

El diseño de la camiseta va a cambiar este año. ¿Te gustaba el que había?

Desde luego me gustaba mucho el diseño anterior pero seguro que me gusta aún más el nuevo. 

Al renovar el patrocinio, entendemos que también estáis obteniendo buenos resultados. 

Sí, nosotros al patrocinar al equipo buscamos algo de publicidad para el negocio, lógicamente. Estamos bastante contentos con la repercusión que tiene y la visibilidad que nos da el Balopal. 

Porque, además, el Balopal no es el único equipo que patrocináis. 

En total patrocinamos a tres equipos. Tenemos uno en Valladolid un equipo de fútbol de una liga de empresas y otro obviamente el Aula Cultural femenino de balonmano, que juega en la primera categoría nacional y aunque no damos nombre al equipo, sí que somos uno de los patrocinadores que más aporta y a la vez recibe mayor visibilidad, y también están dando buenos resultados. Y luego está el Balopal, claro, así que estamos bien metidos en el mundo del deporte. 

Patrocináis a dos equipos de balonmano, ¿es por gusto personal por ese deporte o casualidad?

Pues se ha dado así la cosa, pero también es un deporte que me gusta. Y también a partir del patrocinio me he ido aficionando cada vez más. 

¿Qué te parece la trayectoria del Balopal? 

Me parece prometedora. Tiene un equipo joven, y después tiene equipos en muchas categorías, desde los más pequeños hasta los mayores, así que yo creo que están haciendo un buen trabajo y eso también anima más a seguir apoyándolo. 

Tenéis dos establecimientos de Pizzería La Nonna, uno en Valladolid y otro en Palencia. ¿Cómo te divides? 

Pues no hay otra forma: dedicado a ello las 24 horas del día, que es lo que implica tener un negocio de hostelería, y de un lado para el otro todo el rato. En Valladolid empezamos hace 16 años, y en Palencia lo abrimos hace 6 o 7, y el trabajo se multiplica, pero también significa que va todo bien. Por ahora vamos tirando, luchando, y lo vamos levantando. 

Y el establecimiento de Palencia en un lugar magnífico, en el entorno de la Catedral. 

Pues sí, estuvimos buscando mucho en toda la ciudad una ubicación que nos encajase, ya con la experiencia que traíamos de Valladolid sabíamos que el lugar y el local eran cosas muy importantes para que el negocio prosperase. Estuvimos pateándonos la ciudad entera, de arriba abajo, buscando locales hasta que dijimos “aquí, en la Plaza de la Inmaculada, tiene que funcionar sí o sí”, y así ha sido. 

0 comentarios:

Compártelo

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More