miércoles, 29 de abril de 2015

La falta de acierto condena al Semillas KWS Balopal en el intersector



Terminó la temporada del Semillas KWS Balopal con su participación en el intersector nacional, en el que estaba encuadrado en el grupo A y donde acabó con cero puntos a pesar de la igualdad del grupo. 

Desde el primer momento, la falta de acierto y de profundidad de plantilla fueron dos losas demasiado pesadas para un Semillas KWS que viajaba con cinco cambios para jugadores de campo, pero siendo tres de ellos de categoría cadete y tan solo dos juveniles. En el primero de los partidos llegó el mazazo de la derrota ante el Grupo Covadonga, primero de Asturias, por 11 goles (30-19), una diferencia que no fue justa con lo visto en la cancha. Ambas equipos se tenían muy estudiados, pero en la hora de la verdad el ataque del Balopal falló demasiadas ocasiones claras, incluyendo cinco siete metros, y no pudo llegar ni siquiera a la veintena de tantos. 

Antes de su segundo encuentro el Semillas KWS ya sabía que no tenía opciones, al haber ganado Covadonga también al Atlético Basauri, tercero del País Vasco. Los palentinos se enfrentaron al equipo local, al Laber Xiria (segundo de Galicia), y mejoraron mucho su imagen con respecto a la primera jornada. Pero tampoco fue suficiente. Después de haber desaprovechado la oportunidad de ponerse a un gol a cinco minutos del final, el Balopal vio como los gallegos sentenciaban el partido con dos contraataques consecutivos y ponían el 29 – 25 final en el marcador. 

En la última jornada el Semillas KWS era el único que no se jugaba nada, pero aun así quería irse del torneo con un buen partido. Todo parecía dirigirse en la dirección contraria cuando al principio de la segunda parte perdían por nueve goles contra el Basauri. Pero en vez de bajar los brazos y dejarse ir para terminar el sufrimiento, el Balopal continuó luchando y se puso a tres goles de los vascos a pocos minutos del final. Sin embargo el esfuerzo fue en vano, y aunque se llevó el reconocimiento del público por su pundonor, el equipo palentino perdió de nuevo por 29-25 y se quedó con el casillero de puntos sin estrenar. 

El Grupo Covadonga terminó siendo campeón del grupo con cinco puntos (dos victorias y un empate) y entra entre los ocho mejores del país. El Atlético Basauri fue segundo con cuatro puntos, y el Laber Xiria fue tercero con tres puntos. 

De esta forma llega al final de su etapa de formación el Semillas KWS Balopal, la mejor generación del club palentino en, al menos, los últimos 15 años, y que ha logrado colarse entre los 32 mejores equipos de España. Ahora darán su paso al equipo senior, el Cobarsa Volkswagen Balopal, donde se espera que con el tiempo sean la base del conjunto que haga aspirar al club a cotas más altas. 





0 comentarios:

Compártelo

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More