miércoles, 11 de febrero de 2015

El Restaurante Transilvania planta cara pero cae derrotado en Burgos


A pesar de tropiezos duros como el de la semana anterior en casa contra el Balonmano Aranda, en el cual iban ganando a un minuto del final, el Restaurante Transilvania Balopal sigue creciendo como equipo, y en esta ocasión lo demostró plantando cara contra el segundo clasificado, el La Salle BM Burgos, con el que cayó derrotado por un 29 – 23 que no refleja la igualdad vista en la pista. 

En la primera mitad ambas defensas fueron bastante efectivas y frenaron las posibilidades del rival para marcar. La defensa burgalesa era abierta y con muchas presiones, lo que dificultó el movimiento de balón palentino y provocó muchas pérdidas. Sin embargo los locales no pudieron aprovecharlas, ya fuese por el rápido repliegue del Balopal o por las paradas del portero Yeray, que estuvo a un gran nivel, y gracias a lo cual el marcador era un ajustado 13-12 al descanso. 

Pero en la segunda parte, una vez más, pesó una de las grandes carencias del Restaurante Transilvania, como es la poca profundidad de banquillo y la imposibilidad de dar descanso a los jugadores. Según pasaban los minutos las piernas palentinas pesaban más, mientras que los locales, más frescos al poder hacer más rotaciones, aprovecharon para marcar varios goles al contraataque que ampliaron su ventaja hasta 21-15. No se rindieron los chicos del Balopal, que pudieron acercarse de nuevo y poner en apuros al segundo clasificado, pero finalmente el esfuerzo fue insuficiente y perdieron por 29 – 23. En el partido de ida los palentinos habían perdido por 11 goles en casa, por lo que se evidencia una vez más su mejoría. 

0 comentarios:

Compártelo

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More