jueves, 6 de febrero de 2014

Restaurante Transilvania y Magicauto Balopal ceden ante el Balonmano Aranda



Magicauto Balopal (16): Daniel, Yeray, Arturo, Raúl, Carlos (4), Luis Miguel, Javier (4), Iker (3), Iván (1), Santiago (2), Pablo, Raúl, Daniel, Javier Guerra (2). 

Balonmano Aranda (18): Imad, Yassin, Mezlane, Abdelmoumen, Adil (8), Oussama, Hamza (3), Jorge (2), Iván (3), Sergio (2). 

---

Restaurante Transilvania Balopal (20): Ernesto, José Manuel (7), Jaime (1), Ricardo (5), Jesús (3), Miguel, Álvaro, Javier (4), Raúl. 

Balonmano Aranda (28): Iván (2), El Ayadi (5), Raúl, Hamza, Mohamed (7), Zaghrioui (6), Juan (4), Adil, Eduardo, Galin (1), Ibrahim (2), Héctor (1), Joel, Javier. 


Los equipos cadete (Restaurante Transilvania) e infantil (Magicauto) del C.D. Balopal recibieron en la mañana del domingo la visita del Balonmano Aranda, pero tras dos partidos igualados ambos terminaron cayendo derrotados. 

El partido del Magicauto fue muy igualado en todo momento. Durante la primera parte los dos equipos salieron muy nerviosos, conscientes de que se trataba de un partido muy importante para ambos, y eso se notó en el juego. Los ataques eran muy precipitados por parte de los dos conjuntos, y esto tuvo como consecuencia que se viesen muy pocos goles. Durante los primeros minutos los palentinos estuvieron algo más dormidos que los visitantes, quienes se dedicaron a mantener la ventaja (4-7).

En el inicio de la segunda parte el Magicauto volvió a salir desconcentrado y el Balonmano Aranda mantuvo el ritmo aumentando la ventaja, pero conforme fue avanzando el partido el juego palentino fue mejorando claramente. En los últimos minutos los aciertos en defensa y goles al contraataque permitieron al Balopal acercarse en el marcador, pero el tiempo se acabó sin que se pudiese finalizar la remontada, terminando con 16-18 en el luminoso.

El choque entre los cadetes del Restaurante Transilvania y el Balonmano Aranda fue muy duro y muy físico. Aranda salió con una defensa 6:0 muy fuerte y rápida contra la que los palentinos se estrellaron durante todo el encuentro. En los primeros minutos el juego pasivo se repetía una y otra vez, aunque gracias a la buena circulación de balón y el juego paciente y constante en ataque pudieron ir encontrando opciones de tiro más o menos claras para mantenerse cerca al descanso (9-12).

Las exclusiones (con tarjeta roja por tres exclusiones a Miguel a mediados de la segunda mitad) y la gran cantidad de fallos de cara a portería, con numerosos balones estrellados en el palo, provocaron que en la segunda parte el equipo visitante se distanciase en el marcador. De nuevo, como viene siendo habitual esta temporada, el Restaurante Transilvania acusó la falta de efectivos y aunque dio buenas sensaciones, se le terminó escapando la victoria (20-28 al final).

0 comentarios:

Compártelo

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More