martes, 4 de febrero de 2014

Cobarsa Volkswagen no puede evitar la remontada del B.M. Nava



Balonmano Nava (29): Javier, Sergio (5), David, Adrián, Pablo (13), Adrián, Daniel, Darío (5), José (3), Óscar, Jorge (2), Javier, Álvaro, Gamarra (1). 

Cobarsa Volkswagen Balopal (26): Iván, Roberto, Abel (3), Palen (10), Álvaro (4), Manuel (3), David (1), Saúl, Javier (3), Ignacio (1), Mario (1), Rodrigo. 

Colegiados: Jesús Ajo y Jorge García. Descalificaron a Adrián y excluyeron a Javier, Sergio, David, Daniel, Darío y Gamarra por el Balonmano nava; y a Álvaro (en dos ocasiones), David, Javier e Ignacio por el Cobarsa Volkswagen Balopal.

Parciales cada 5 minutos: 1-3, 3-7, 4-8, 7-13, 9-15, 10-16 (descanso). 13-17, -17-18, 20-20, 23-21, 25-23, 29-26. 

Incidencias: Encuentro disputado en el Polideportivo Municipal de Nava de la Asunción (Segovia) ante 100 espectadores. 

El Cobarsa Volkswagen Balopal cayó derrotado el pasado domingo en la difícil cancha del Balonmano Nava por un ajustado 29 – 26 después de desaprovechar una ventaja de seis goles al descanso. 

El Balopal viajaba a Nava de la Asunción (Segovia) sabiendo que se enfrentaba a un rival teóricamente superior en técnica y físico, pero con la mentalidad de que eran capaces de dar la sorpresa como ya lo hicieron allí la temporada pasada. 

De esta forma, su mayor intensidad, sobre todo en defensa, cogió desprevenidos a los locales, que antes de cumplirse los primeros 10 minutos se veían obligados a pedir su tiempo muerto al marcharse el Balopal por 3-7. Los segovianos demostraban su calidad en acciones aisladas, pero los de Fernando López lo contrarrestaban con una defensa muy ordenada y contundente. Mientras, el ataque era muy equilibrado, y gracias a esto el Balopal se marchó al descanso con una importante ventaja de 10 – 16. 

Pero en la segunda mitad todo cambió. Y el motivo fue que Óliver Ajo, el técnico del B.M. Nava, decidió utilizar a su pivote defensivo Gamarra (jugador habitual del primer equipo en Primera Nacional) también en ataque, un jugador de cerca de dos metros de altura y 110 kg. que varió por completo el planteamiento defensivo de los palentinos, cuya altura claramente más baja no les permitía alcanzar algunos de los pases que le llegaban. Esto dio una dimensión completamente distinta al ataque local, provocando penaltis y convirtiendo en mucho más peligroso el juego de sus primeras líneas, mientras que el del Balopal comenzó a estancarse y tan solo Palen lograba mantener a los suyos en el encuentro. 

A pesar de que el B.M. Nava recortó la diferencia del descanso en diez minutos, los palentinos aguantaron el ritmo y a falta de menos de 10 minutos el marcador era de empate a 23, pero los segovianos ya estaban crecidos, y con la ayuda de su afición y de un partido impecable de su extremo zurdo, Pablo, terminaron llevándose la victoria por 29 – 26. 

El Cobarsa Volkswagen Balopal regresó con sabor agridulce por no haber podido mantener la ventaja conseguida en la primera mitad, pero sumando la buena imagen dada a los recientes resultados positivos para seguir avanzando de cara a los siguientes choques.

0 comentarios:

Compártelo

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More