martes, 21 de enero de 2014

El Cobarsa Volkswagen acusa las bajas ante el Balonmano Valladolid



Cobarsa Volkswagen Balopal (27): Roberto, Iván, Mario (2), Abel (7), Javier (5), Juan Benito (5), David (3), Saúl, Diego (2), Andrés, Ignacio (3), Rodrigo. 

UEMC BM Valladolid (44): Cabada, Carlos, Joel, Pablo (1), Miguel (12), Víctor (5), Omar (11), Daniel (3), Alberto (4), Sergio (1), Álvaro (3), Daniel (3), Sergio, Mario (1). 

Parciales cada cinco minutos: 3-5, 5-10, 5-15, 9-18, 11-21, 14-25 (descanso). 18-28, 19-31, 21-34, 24-36, 27-40, 27-44. 

Colegiados: Fernando Gómez y Francisco Javier Gutiérrez. Excluyeron a Saúl y Diego por el Cobarsa Volkswagen Balopal; y a Omar y Álvaro por el UEMC Balonmano Valladolid. 

Incidencias: Encuentro disputado el pasado domingo en el Pabellón Municipal Mariano Haro ante 180 espectadores. 

El Cobarsa Volkswagen Balopal cayó derrotado ante el UEMC Balonmano Valladolid por 27 – 44 en el último de los encuentros que el conjunto palentino tenía aplazados de la primera vuelta de la competición de Segunda Nacional. 

Desde el primer momento se supo que el Cobarsa Volkswagen iba a tener problemas para mantener el ritmo del Balonmano Valladolid, uno de los equipos llamados a luchar por el primer puesto de la liga. A la baja ya confirmada de Manuel y Palen, central y lateral titulares habitualmente, además de máximo goleador del equipo en el caso del segundo, se sumó la de Álvaro justo antes del encuentro, con lo cual el conjunto que dirige Fernando López se presentó al encuentro sin tres hombres clave, sin sus dos máximos anotadores, y con cuatro juveniles que acababan de disputar un duro enfrentamiento obligados a jugar prácticamente todos los minutos. 

Esto pasó factura en los primeros minutos, donde los vallisoletanos aprovecharon el desconcierto del Balopal para iniciar el partido con un parcial 5-0, cortado por un tiempo muerto tras el que los locales salieron más centrados y redujeron su desventaja a 3-5. Sin embargo, el ataque del Cobarsa esa muy poco fluido, las pérdidas se sucedían, y el B.M. Valladolid no perdonaba en los contraataques, distanciándose por 11 goles con el 14 – 25 del descanso. 

En la segunda mitad el partido se estabilizó, y la diferencia siempre rondó entre los 10 y los 12 goles. El UEMC vallisoletano jugaba ya con los suplentes y esto hizo que se vieran unos minutos más disputados. Finalmente, la corta profundidad del banquillo palentino debido a las bajas pasó factura en los minutos finales, en los cuales la diferencia se amplió hasta el 27 – 44 final. 

El Cobarsa Volkswagen Balopal tratará de recuperar la moral y los jugadores que causaron baja de cara al importante partido del próximo domingo en el que recibirán al Balonmano Aranda, con el cual perdieron en la primera vuelta por cuatro tantos.

0 comentarios:

Compártelo

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More